• Informativo Suspensión de Clases
    Informativo Suspensión de Clases

 

LA VERDAD

La VERDAD,  aun cuando es un término muy abstracto, difícil de definir y explicar, se hace más entendible cuando lo revisamos de un modo más práctico y concreto.

La verdad hace referencia a la concordancia o coherencia que debe existir entre lo que se dice  y  lo que hacemos, lo que afirmamos  y lo que ocurre en la realidad. Nuestras intenciones o propósitos  son verdaderos y fiables, cuando se confirman o se cumplen en la realidad.

La verdad se relaciona con la honestidad, la honradez, la sinceridad, la transparencia.

Lo opuesto a la verdad es la mentira, el engaño  y la hipocresía.

La verdad nos enaltece, nos libera, nos hace íntegros. La mentira tuerce y confunde la realidad, nos esclaviza y oscurece nuestra vida.

Desde una perspectiva cristiana, la fuente de la verdad es Dios, revelada o dada a conocer por medio de su hijo Jesucristo. Él dijo: “Yo soy el camino, la verdad y la vida”. Sólo conociéndole y  reconociéndole como Salvador y Señor, encontramos la verdad y esta verdad nos hace libres.

La Biblia hace numerosas referencias a este tema.

“…refrena tu lengua de hablar mal,
y nunca digan mentiras tus labios.
Aléjate de la maldad, y haz lo bueno;
busca la paz, y síguela.
El Señor cuida de los hombres honrados
y presta oído a sus clamores”
(Salmo 34.13-15)

 

 

Start typing and press Enter to search